¿QUÉ ES UN ECÓGRAFO?

Los ecógrafos nos permiten obtener imágenes de nuestros órganos internos con el objetivo de detectar y diagnosticar posibles enfermedades y anomalías en nuestro cuerpo. Este instrumento médico se utiliza en diferentes especialidades como fisioterapia, ginecología, cardiología o urología entre otros.

En INTEGRALMED ponemos a tu disposición un completo catálogo de equipos de ultrasonido para equipar tu centro médico y mejorar el diagnóstico de tus pacientes.

¿QUÉ ES UN ECÓGRAFO?

En los últimos años, gracias a evolución de la tecnología, han aparecido en el mercado nuevos ecógrafos con funcionalidades más avanzadas. Es el caso de los ecógrafos en 3D, 4D e incluso 5D, los cuales ayudan al ginecólogo a controlar mejor el estado del feto de las mujeres embarazadas.

Si tuviéramos que definir o explicar qué es un ecógrafo en pocas palabras podríamos decir que es un equipo de diagnóstico utilizado en electromedicina para llevar a cabo ecografías. Los ecógrafos emiten ultrasonidos, imperceptibles para el oído humano, que penetran en el cuerpo hasta llegar a los diferentes órganos que queremos analizar. Una vez estos ultrasonidos acceden a los órganos internos se produce un efecto rebote, el cual sirve para devolvernos los ultrasonidos en forma de imagen. Gracias a la ecografía los especialistas médicos pueden diagnosticar con mayor precisión y exactitud el estado de un paciente.

PARTES DE UN ECÓGRAFO

Un ecógrafo se compone de diversos elementos: un transductor, una computadora y un monitor. Cada uno de estos componentes que forman la máquina de ultrasonido tiene una finalidad.

El transductor o sonda es el elemento más importante del ecógrafo. Los cristales piezoeléctricos, encargados de transformar la energía eléctrica en mecánica, se encuentran en el interior del transductor. Además de emitir los ultrasonidos, también se encargan de recibir los haces y transformar dichos ultrasonidos en energía eléctrica. De esta forma, se produce la generación de las imágenes.

Es importante aclarar que existen diferentes tipos de transductores de ecógrafos (forma, tamaño o frecuencia de los haces de ultrasonido) en función de la zona de exploración.

La sonda sectorial, debido a su pequeño tamaño, es ideal para realizar estudios ecocardiográficos. Por su parte, para la exploración de las estructuras de la parte abdominal se recomienda utilizar una sonda o transductor convex. Estos dos tipos de sonda ecográfica emplean una frecuencia baja (2-5 Mhz). Por último, si necesitamos más frecuencia (entre 5-10 Mhz) para visualizar y controlar estructuras más superficiales podemos emplear una sonda lineal. Este último modelo es aconsejable para detectar trombosis en extremidades, estudiar el musculo-esquelético o canalizar vasos y arterias muy superficiales.

Los otros dos elementos que componen un ecógrafo son el monitor y la computadora. El primero sirve para visualizar las imágenes que genera el transductor. Mientras que la computadora permite procesar toda la información recogida por el transductor y transformarla en forma de imagen. Adicionalmente, la computadora deberá de tener instalado un software especial para procesar toda la información recogida durante la exploración del paciente.

Otro accesorio muy útil es el carro para ecógrafo portátil, que nos ayudará a desplazar el equipo con mayor facilidad. Por último, existe la posibilidad de equipar el ecógrafo con un impresora especial para disponer de toda la información en formato papel.

¡Necesita mas información! No dudes en llamarnos al 4627-3099 o envié un correo a ventas@integralmed.com.ar para hacernos cualquier consulta. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *